Algo raro se cuece en Alemania


Por aquí nunca nos las hemos dado ni de cosmopolitas ni de defensores del multiculturalismo, pero eso no significa que no analicemos detenidamente las cosas. Y toda esta historia de los ataques sexuales en Colonia, además de muy lamentable, tiene un aspecto un poco raro.

En primer lugar, hemos ido a Youtube a buscar vídeos sobre los hechos, y nos hemos encontrado un buen montón de imágenes periodísticas informando sobre los hechos, declaraciones de gente, etc., pero poquísimas, escasísimas imágenes de lo que sucedió aquella noche. ¿Cómo es posible semejante cosa si había mil tipos organizados abusando sistemáticamente de mujeres?

Se habla de enfrentamientos con la policía, pero sólo hay imágenes de algún que otro alboroto. Y no digo, en modo alguno, que lo contado sea exagerado o falso: digo solamente que en un país donde dos de cada tres habitantes tienen un smartphone es cuando menos extraña esta escasez de fuentes originales.

En segundo lugar, buena parte de la actual polémica y oleada de reproches viene de que la policía no informó a tiempo y de que los medios de comunicación no empezaron a contarlo hasta el 4 de enero, cuando los hechos sucedieron en la noche de fin de año.
Pudo tratarse de un lamentable descuido, buenrollismo políticamente correcto, ganas de enterrar el asunto, o quizás que la ola aún no se había hecho lo bastante grande. Unidlo a lo primero y comprenderéis nuestra extrañeza, por no decir suspicacia.

En tercer lugar, y como bola extra, cabe mencionar que todo esto ha sucedido precisamente en Colonia. Y ojo al asunto, porque aunque me llaméis exagerado, no me parece casual. En casi cualquier otra ciudad alemana no se esperan concentraciones masivas como las de Nochevieja hasta el año que viene, pero Colonia celebra el carnaval en unas pocas semanas, con lo que puede haber algún tipo de suceso en esas fiestas, aunque no me atrevo a pronosticar de qué lado caerán esos sucesos...

Lo que está claro, a mi ver, es que algo raro se cuece en Alemania. No sé si se busca un cambio de política, un escarmiento, o una buena razón para algo.

O que simplemente un millar de hijos de puta se han organizado para liarla, que también puede ser...

Pero suena feo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada